Translate

martes, 21 de julio de 2015

ORACION DEL POLICIA- (Extraído del Facebook)


IMAGENES EXTRAIDAS DEL FACEBOOK




TODOS SERVIMOS PARA ALGO


Si hay aunque sea una sola cosa que seas capaz de hacer bien, podés ayudar a hacer nuestra sociedad mas segura. No importa si tenés anteojos, sos bajo, gordo o flaco. Seguro que nos podés ayudar en alguna tarea. Animáte. Averiguá para ingresar en las filas de la POLICIA de tu ciudad o de tu PAIS. Te juro que nunca más vas a estar sólo. Nuestra familia es inmensa

20 DE JULIO FELIZ DIA DEL AMIGO


FELIZ DIA PARA TODOS LOS UNIFORMADOS. MIS AMIGOS... MI FAMILIA

lunes, 27 de abril de 2015

El Agente de la esquina- Recitado- de Julio Andrés Burón ó Juan Andrés Bruno

Yo soy Lisandro Medina
El agente de la esquina,
Cuya alegría mayor
Es decirle al superior:
“Señor, en esta parada
nunca ha ocurrido nada
desde que la atiendo yo”

Muchachos... Lisandro Medina
Se llama el agente que conocí,
Señor de la calle, su esquina
Fue nido de guapos como otra no vi.




Sereno en las grescas y en las tremolinas

Impuso respeto su estampa viril,
Por eso al agente Medina
Cien calles porteñas le cantan así:

Fuiste hermano del perro y del purrete
Y la mano que al ciego se ofreció,
Y el amigo que una noche de desvelo
La furia de los celos contuvo y desarmó.


De unos ojos de sombra y terciopelo...
Fue la luz que tus guardias alumbró...
Dios quiso más estrellas para el cielo
Y al filo de una aurora, tu estrella se llevó.

Alumbra las calles vecinas
La luz de una luna sentimental,
Y solo, parado en la esquina
Lisandro Medina parece soñar...

Despiertan su sueño pitadas de ronda
Y el toque de alerta que viene y se va,
Parece llorar en las sombras
La ausencia de aquella que no volverá.

lunes, 23 de febrero de 2015

La guardia de Seguridá (Chamame- Letra y Música de Mario Millán Medina)



Correntino soy señores;
soy soldado ‘e los mejores;
trabajo de mil amores
en la Guardia Seguridad.
Sepan todos los oyentes
que al hijo de Corrientes
lo respeta ya la gente
por nacer autoridad.

Estoy firme en mi puesto
y mi mayor aspiración
es llegar a ser sargento,
sargento de la escuadrón.
Mi uniforme bien plancheado,
los botones bien lustrados,
mi pistola y mi sable
desde lejos
nicó ha de brillar.

“Sean eternos los laureles”
por la hoja de mi sable
está escrito bien clarito
que se entiende bien demá,
y si a alguno le castigo,
“Sean eternos los laureles”
esa frase bien marcada
por su lomo ha de quedar.

La ley co ‘e la que te castiga,
por mi intermedio te dá sablazo.
Yo te lo fajo por la costilla
pero es la ley
la que te castiga.
A los yanke y a los bolche
si los llego por allí
a encontrar,
le voy a pegar una sableada
para que se dejen de bochinchear.